sábado, 23 junio 2018

Las Agujas

E-mail

 

Hay de dos tipos, para coser a mano o para coser a máquina. Hay que elegirlas, con cuidado dependiendo del tipo de tejido que vayamos a coser. Las agujas, de coser a mano van numeradas del dos al doce, siendo las del numero dos las más gruesas y las del 12 las más finas. Hay paquetes, de agujas surtidas de varios grosores que son los más prácticos.


CosturaLas agujas, de coser a máquina también, van numeradas según los grosores e, igualmente, se venden paquetes en paquetes surtidos. Además, encontrareis agujas especiales para tejidos elásticos y para cuero. Si vuestra tela es punto, licra o terciopelo elástico, por ejemplo, no intentéis coserla a máquina con una aguja normal. Utilizar siempre una aguja especial.


Hay que prestar una especial atención, a la parte superior de las agujas de coser a máquina; algunas son completamente cilíndricas y otras tienen un lado plano. Deberás comprar de un tipo o de otro dependiendo, de vuestra máquina de coser. Las máquinas, que gastan agujas con un lado plano no pueden utilizar las cilíndricas y las que usan agujas cilíndricas no pueden usar las agujas que tienen un lado plano.


La aguja se utiliza desde hace más de 20 mil años. En la Prehistoria, se hacían de madera, roca o hueso y, más tarde, comenzaron a hacerse de hierro o de metal. Se cree que los chinos, fueron los primeros en utilizar agujas de acero, y que los árabes se encargaron de llevarla a Europa. Ya en 1730, había importantes fabricantes de agujas en Nuremberg. En estos tiempos la aguja no tenia ojo, sino un ganchillo para atar el hilo.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos